Semanas atrás, el SIICE consultó (ver nota adjunta SIICE 01-01-2020) al Consejo Directivo del ICE algunas dudas sobre aspectos de legalidad en el nombramiento del Gerente de Telecomunicaciones. Puntualmente se consultaba si se contaba con un criterio legal que analizara lo relativo a la capacidad técnica que se requiere para ocupar dicho cargo, por así exigirlo la Ley Constitutiva del ICE.

El pasado 6 de febrero, el Consejo Directivo emitió respuesta (ver nota adjunta 0012-042-2020) indicando que no requiere de criterios legales u otras validaciones más que las realizadas por recursos humanos para determinar la idoneidad de quiénes se nombran en los puestos de Gerencia, por cuanto la idoneidad es un concepto técnico de Administración de Recursos Humanos y no un concepto jurídico.

La respuesta es inquietante por decir poco. Como establece claramente la legislación, un requisito para ocupar un cargo de Gerente en el ICE es contar con “reconocida capacidad técnica”. Naturalmente, tratándose de la Gerencia de Telecomunicaciones, la capacidad técnica que debe acreditar el postulante seleccionado debe ser en el campo de las telecomunicaciones.

Lamentablemente, la respuesta brindada por el Consejo Directivo demuestra por reconocimiento expreso del mismo Órgano, que para el nombramiento del Gerente de Telecomunicaciones no se verificó el cumplimiento de un requisito legal indispensable para ocupar el cargo, lo que supondría un posible vicio de ilegalidad de dicho nombramiento y de todo lo actuado por este funcionario a la fecha.

Preocupa de sobre manera que se sigan reproduciendo errores de gestión tan graves como el que ocurrió con la eliminación de la Gerencia General, que acarrean a la Institución consecuencias más que gravosas.

Debemos tener en cuenta que la Procuraduría General de la República, en el Dictamen C-318-2018, oficio en el que analizó el caso de la Gerencia General señaló lo siguiente, y que resulta de carácter vinculante para el ICE:

“el ICE puede adoptar mediante reglamento autónomo el modelo organizativo que más convenga a su actividad y al escenario de competencia en el que le corresponde desenvolverse, pero siempre en el marco de lo que establecen las leyes números 449 y 8660 que lo rigen, al estar vinculado como ente público que es, al principio de legalidad y su corolario de reserva de ley.”

Por lo demás, valga insistir en que la Ley n8660 no tuvo el propósito de modificar más allá de lo expresamente reformado, la estructura organizacional del ICE existente con el Decreto-Ley n.°449”.

 

Por su parte, en el Artículo 13 de la Ley 449 señala:

“Artículo 13.- El Consejo Directivo designará, con el voto favorable de cinco miembros por lo menos, un Gerente General, un Subgerente, un Tesorero y un Auditor, que fungirán por un período de cuatro años y podrán ser reelectos por períodos iguales. Estos funcionarios deberán ser personas de reconocida capacidad técnica y llenar los mismos requisitos que los directores en cuanto a honorabilidad, convicción democrática y fe en los ideales del Instituto… Podrá asimismo el Consejo Directivo nombrar más de un Subgerente…”

 

La Ley 8660 no deroga ni modifica en estos aspectos las disposiciones de la Ley 449. Si bien el Artículo 10 de la Ley 8660 le da la potestad al Consejo Directivo para designar a los Gerentes y Subgerentes, esto no constituye una licencia para que se puedan obviar ni omitir los requisitos legales que la ley 449 exige para ocupar los puestos de Gerencia.

Por lo tanto, es evidente que, si la Ley exige que, para ocupar el puesto de Gerente, se requiere la demostración de una reconocida capacidad técnica, la omisión de constatar el cumplimiento de este requisito constituye una falta grave por parte de los responsables de dicho nombramiento, a la vez que un posible vicio de ilegalidad del mismo.

Con esto no se pone en duda la trayectoria profesional del Sr. Gerente de Telecomunicaciones, ni su capacidad profesional en su área de conocimiento. De lo que sí existe una duda razonable es que dicho nombramiento cumpla a cabalidad con los requisitos que exige la ley, por la omisión en la validación de requisitos que la ley establece.

Teniendo en cuenta lo anterior, se considera que la respuesta que ha dado el Consejo Directivo además de cuestionable suscita dudas razonables sobre la legalidad del nombramiento del Gerente de Telecomunicaciones.

Por lo expuesto, se hace desde esta Organización Laboral un llamado al Consejo Directivo del ICE y a las Autoridades de la Institución responsables de este nombramiento, a realizar una revisión exhaustiva de lo actuado y una rectificación del mal accionar, totalmente fuera del procedimiento de Ley, por obviar un requisito indispensable de ley, como lo es la capacidad técnica, para realizar el nombramiento del Gerente de Telecomunicaciones en el ICE.

 

 

 

“El hombre que ha cometido un error y no corrige comete otro error mayor”

Confucio

 

c.

Diputados Asamblea Legislativa

Consejo de Gobierno

Contraloría General de la República

Procuraduría General de la República

Auditoría General del ICE

 

“Responsabilidad y presencia en la vida nacional”

 

NOTA SIICE 01-01-2020

NOTA 0012-042-2020